lunes, 11 de agosto de 2008

EL MAESTRO



IMPRESIONANTE. Aún no salgo de mi asombro. Como es posible que unas manos y un trozo de latón puedan crear algo que pueda tener vida, o al menos a mi me lo parece. La mirada, la expresión, los gluteos, las manos, el torso, la espalda,..... cualquier parte de la escultura oculta un reguero de sangre que proporciona el movimiento, el sentimiento, el cansancio, la preocupación, la meditación, el regocijo, la plenitud, el deseo, ...... El Maestro Moreno consiguió la noche del viernes transportarnos a ese mundo de sensaciones, dificiles de describir, pero perfectamente perceptibles porque constantemente se deletan a traves del rostro de sorpresa y admiración.
El taller y la casa de Miguel nos acogió a los 11 discipulos y nos permitió adentrarnos en la vida y en el corazón de la persona que nació artista y que después de muchos años ha experimentado otro arte "el de compartir con sus amigos lo mejor de él".
Nada tiene que ver este hombre de pelo y barba canosa con los divos del arte que aparte de arrogantes son divinos e inaccesibles. El manejo de la sencillez, la transparencia y la amistad es el verdadero arte de MIGUEL MORENO. Gracias maestro.

1 comentario:

abril dijo...

Hola! Impresionante, deberias mostrarnos algo más de su obra o donde visitar, el segador muy conseguido y el desnudo sobrecogedor, me ha recordado al pensador de Rodin.
Felicitaciones.