domingo, 14 de junio de 2009

Comienza la cuenta atrás


Con el repicar mariano de esta mañana acedía al google para hacer la reserva del pasaje que me llevará a cumplir con mis obligaciones en América latina. Hoy se cumplen 5 largos meses de la última visita a Ica, lo cual me parece una eternidad, considerando que la presencia granadina en este continente ha sido muy activa y que las idas y las vueltas se han proliferado con una frecuencia media de 90 días un periodo de 150 me parece excesivo tiempo. Pero los tiempos los marca el trabajo, las obligaciones y el calendario, aunque en los temas solidarios el factor predominante es la guita, si los andones, bueno el dinero para que todos los entendamos, pues sin él es materialmente imposible continuar llevando eso tan inmaterial y metafórico de... un rayo de luz y esperanza. Pero el rayo se hace si están los recursos que permiten comprar, al ser de día, los medicamentos que se entregaran durante la jornada maratoniana de asistencia médica a los muchos iqueños que demandan nuestra ayuda. Agustin decía en el último viaje que estamos perdiendo la sensibilidad que todo el santo día no lo llevamos hablando de números. El teléfono suena al responsable del equipo médico coordinado por mí, es decir mi teléfono, la conversación o las decenas de conversaciones diarias se reducen a "Qué numero de enfermos llevas" "Tienes aún omeprazol" "Envíame 500 amoxicilinas" "y de camino 5 cajas de iboprufeno" "no te olvides de las jeringas, enviame 40 o 50" "Nos vemos a las 3 en el convento", y esto toca su mejor momento cuando al final de la jornada ante una sopa cuartelera el equipo "A" tira de listín y con voz de alguacil centenario enumera las personas que hoy han pasado por las manos del Doctor Eneque o Montalvo para recibir asistencia sanitaria. Sin duda el mejor o el peor momento del día, pues si son muchos creemos que hoy se ha hecho un buen trabajo, si son pocos algo ha fallado: la megafonía, la distancia de la consulta, la hora indespectiva para los hombres y mujeres de campo, etc. nunca pensamos que si no los ha habido ha sido porque el asentamiento no contaba con enfermos, cosa que es tan imposible como que a partir de mañana la riqueza que ostentan unos cuantos previligiados será patrimonio de toda la población peruana. Y es que sabes que enfermo que no veas hasta nuestro próximo viaje no tendrá el remedio que le alivie o le cure el dolor de espalda, de garganta o termine con los bichos blancos que porta su intestino y que conviven con él y con el resto de la familia tiempo atrás. Nos sentimos culpables cuando no podemos atender a todos los que pueden demandar nuestra ayuda y que por no haber puesto el papel informativo en el sitio o la hora de paso de la gente o porque las previsiones de óvulos para las tantas mujeres con infección han superado nuestras mejores previsiones o porque la zona contaba con un numero importante de ancianos con dolores reumáticos que no los dejan pegar ojo. Me pregunto hasta cuando y si mañana nuestra preocupación dejará de ser los 10 pacientes que no han llegado a tiempo a la consulta y daremos paso a la esperanza de todo un pueblo a que la solidaridad granadina vuelva aunque sea a los 5 meses.

3 comentarios:

cristina dijo...

Me atrevo, naturalmente con tu permiso, ha hacerte, a tí, Nicolás, unas cuantas preguntas, que creo, que a más de uno que aparte de leer "observamos" tu blog, se nos ha pasado por la cabeza, ¿ por que esta obsesión tuya,"volver" cuanto antes a Ica?.
La verdad es que no sé cuantas personas se habrán molestado en ver donde se encuentra...yo me sorprendí al localizarla y ver su situación con respecto a España, en internet a un click de ratón en la realidad a muchas horas de viaje.
-¿Que es lo que te hace volar miles de kilómetros, para llegar allí, a ese punto, cuando friamente piensas que en un radio de esa distancia hay cientos y cientos de lugares muy necesitados y pasando tambien calamidades?.
-¿Que te mueve a llegar a un lugar donde ahora los dias son cortisimos y las noches frías, para malviviendo, apurar segundo a segundo el tiempo y ser, médico, enfermero, consolador, organizador y coordinador de toda esta macroexpedición y además de muchas esperanzas.
Creo que las respuestas es la misma, "han pasado a formar parte de tu vida", sabes que no puedes solucionarselo todo aunque quieras...hay más de 20.000 personas que viven en aquella zona; són ya muchas las veces que has ido y siempre volverás a España con una lista de cosas que harás la próxima vez...
A los mayores les haces feliz llevandoles "salud, cobijo, enseres de primera necesidad, ayuda en conjunto" que es lo primordial, pero yo he visto tu "equipaje" y seguro que a más de un niño le hará mas feliz un juguete que una aspirina.
Bueno, Nicolás, aqui me quedo en España, en esta tierra del 1.er mundo donde hablamos de crisis, tu, vas a donde esa palabra no existe....por que lo poco que tengan para ellos eso es un tesoro.
Que os vaya todo bien,ojalá logreis todos los objetivos y más si se puede por supuesto con el sabor que quedan de las cosas bien hechas, y seguró que les hareis la promesa de volver...
¿Que tiene esa tierra?

MARÍA dijo...

QUE BIEN ESCRITO CRISTINA, CREO QUE SE HABRA SENTIDO ALABADO, ACÁ LE QUEREMOS Y ALLA, EN MI TIERRA LE ESPERAN. PISCO HA TENIDO MUCHA SUERTE. TULO DIJISTE TODO DEMOS GRACIAS POR QUE YA SON COMO SU FAMILIA. DIOS LE PROTEJA Y PARA TI MI ADMIRACIÓN ERES MUY INTELIGENTE.

Quiero ir al circo dijo...

pues lo logico es que él te responda, quizas en persona, pero es un sr. con un muy buen corazon, no muchos se comprometen de la forma en la q el lo ha hecho, como bien dices exiten muchos lugares mas cercanos a españa q tambien requieren de ayuda pèro cuando inicias algo y sientes a has dado felicidad pero te das cuenta q aun falta mucho. . . como abandonarlo¿? yo pienso q es dificil dejar algo por la mitad y dedicarse a ayudar a otro nuevo proyecto cuando sabes q el q dejaste aun te necesitaba mucho; aqui en Perú la riqueza es muy mal distribuida y hay gente muy pobre. si llegas a venir tal vez quieras volver, y si vuelves de seguro habra una tercera y cuarta vez, no se q tiene esta tierra para el sr. nicolas; para mi lo tiene todo, para mi es la mejor aunq supongo q para cada uno su país es lo mejor de lo mejor